martes, 20 de octubre de 2015

La semana de los abuelos

El día 1 de octubre se celebra el Día internacional de las personas de edad, así que el equipo de infantil decidimos que durante esa primera semana de octubre, los abuelitos que quisieran, podían venir al aula a realizar una pequeña actividad con los peques.
Tuvimos dos super visitas, los abuelitos de Miguel que forman una pareja muy bonica (son encantadores) y la abuela de Sheyla (llena de vitalidad y dulzura)  que viajó desde Madrid para compartir esta experiencia con su nieta, no me digáis que eso no es amor jeje.

La abuelita de Miguel trajo una cajita que guardaba desde que era pequeña con unas tarjetas que hizo en el cole para el día de la madre, les estuvo contando a los peques sobre cómo era su cole, su maestra, sus libros...Después salimos al patio y les enseñó a jugar a la rayuela,¡qué abuela más agil!








La abuelita de Sheyla se trajo una cajita llena de juguetes y les enseñó a jugar a las prendas, también les enseñó como usar dos calcetines como marionetas e inventar historias muy creativas. Por último, salimos al patio y jugamos al pañuelo con ella ¡Fue todo muy divertido!









Nos encantó que nos visitaran estos abuelos tan simpáticos, graciosos y creativos. Se nota que tienen pasión por sus nietos, ¡vivan los abuelos!

Un besico

jueves, 1 de octubre de 2015

Circuito sensorial

¡Hola amigos!
En clase, estamos trabajando un pequeño proyecto sobre el cuerpo humano. Uno de los contenidos que hemos tocado han sido los sentidos y en especial el sentido del tacto.
Este tipo de contenidos requiere de manipulación, de experiencias en las que los niños sean los protagonistas, así que para trabajar el tacto se me ocurrió hacer un circuito con diferentes texturas. Casi siempre solemos trabajar este aspecto utilizando nuestras manos, pero esta vez dimos un giro y fueron nuestros pies los encargados de sentir y apreciar.

Para realizar el circuito, utilizamos los siguientes materiales: goma eva lisa, goma eva rugosa, plástico, papel de lija muy suave, fieltro, piedras y agua.







A los peques les encantó, y cada vez que pisaban un elemento, eran capaces de verbalizar si estaba duro o blando, liso o rugoso, suave o áspero, caliente o frío, e incluso con el plástico me dijeron "seño está resbaladizo" jeje!

¡Nos vemos pronto!
Un besico.