domingo, 12 de febrero de 2012

Sesión psicomotricidad "Egipto"

Últimamente todo está relacionado con Egipto, así que la psicomotricidad no va a ser menos. El viernes pasado dedicamos la sesión a juegos y actividades relacionadas con todo lo que estamos aprendiendo.

Para empezar jugamos a "cocodrilo dormilón". Los peques ya saben que el río Nilo está lleno de cocodrilos y por ello es peligroso, así que los egipcios no nadan en él, navegan en barcos.
En el juego, un niño que hacía de cocodrilo se tumbaba a dormir en el río Nilo (un pañuelo azul) y los demás trataban de despertarlo acercándose a él y llamándolo "cocodrilo dormilón". De repente el cocodrilo se despertaba y tenía que pillar a un niño, el cual haría de cocodrilo.



Después jugamos a "1, 2, 3 Momia es" que es la versión egipcia de "1, 2, 3 palito inglés" jeje. Un niño se pone mirando de cara a la pared y dice en voz alta "1, 2, 3 Momia es". Mientras, los demás intentan alcanzar la pared andando con los brazos estirados como momias y cuando el niño que está en la pared se da la vuelta, los demás se paran con los brazos cruzados como momias en el sarcófago.
Estaba tan pendiente de que lo hicieran bien y no hicieran trampillas que no saqué fotos :(


También hicimos carreras de camellos sedientos. Hemos aprendido que los camellos tienen dos jorobas en el lomo y son animales que soportan muy bien el calor. Intentamos ponernos dos pelotas como jorobas pero como no nos cabían sólo nos pusimos una. Ya con la joroba se pusieron a cuatro patas y a andar hasta alcanzar el charco de agua, ¡que tenemos mucha sed!






También hemos aprendido que en las pirámides se enterraban a los faraones y se guardaban sus tesoros. Nos imaginamos que el tobogán del patio era una pirámide y dentro había escondidos tesoros (post it que pegué) que teníamos que encontrar, ¡venga vamos allá!






Se lo pasaron pipa buscando "los tesoros", pero a mí lo que más me gustó e incluso me emocionó fué ver como niños que habian encontrado varias pegatinas les daban a otros que no habían encontrado ninguna, incluso hubo uno (Álvaro, que es puro corazón) que se quedó sin tesoros repartiendo a los demás y estaba super feliz de haber compartido (le dije: Alvaro que bonico eres, y me dice: Seño, eso tú).

2 comentarios:

yolanda dijo...

a la seño la imaginacion no se le acaba nunca.............

maria dijo...

parecen unos juegos divertidos,se lo pasarian chachi...y la transformacion autenticos camellos en miniatura jajaja